´Clarín´ anuncia la muerte de Maradona

Mensajes: 35.607
Registro: 16/09/2011

Publicado el 25 de noviembre a las 17:25
Editado 1 veces - Última vez el 25 de noviembre a las 17:26
Leído: 6.303
Adios al D10z





Y un día ocurrió. Un día lo inevitable sucedió. Es un cachetazo emocional y nacional. Un golpe que retumba en todas las latitudes. Un impacto mundial. Una noticia que marca una bisagra en la historia. La sentencia que varias veces se escribió pero había sido gambeteada por el destino ahora es parte de la triste realidad: murió Diego Armando Maradona.


Villa Fiorito fue el punto de partida. Y desde allí, desde ese rincón postergado de la zona sur del Conurbano bonaerense se explican muchos de los condimentos que tuvo el combo con el que convivió Maradona. Una vida televisada desde aquel primer mensaje a cámara en un potrero en el que un nene decía soñar con jugar en la Selección. Un salto al vacío sin paracaídas. Una montaña rusa constante con subidas empinadas y caídas abruptas.

Nadie le dio a Diego las reglas del juego. Nadie le dio a su entorno (un concepto tan naturalizado como abstracto y cambiante a la lo largo de su vida) el manual de instrucciones. Nadie tuvo el joystick para poder manejar los destinos de un hombre que con los mismos pies que pisaba el barro alcanzó a tocar el cielo.

Quizá su mayor coherencia haya sido la de ser auténtico en sus contradicciones. La de no dejar de ser Maradona ni cuando ni siquiera él podía aguantarse. La de abrir su vida de par en par y en esa caja de sorpresas ir desnudando gran parte de la idiosincrasia argentina. Maradona es los dos espejos: aquel en el que resulta placentero mirarnos y el otro, el que nos avergüenza.

A diferencia del común de los mortales, Diego nunca pudo ocultar ninguno de los espejos.

Es el Cebollita que solo tenía un pantalón de corderoy y es el hombre de las camisas brillantes y la colección de relojes lujosos. Es el que le hace cuatro goles a un arquero que intenta desafiarlo y al mismo tiempo el entrenador que intenta chicanear a los alemanes y termina humillado. Es el que se va bañado de gloria del estadio Azteca y el que sale de la mano de una enfermera en Estados Unidos. Es el que arenga, el que agita, el que levanta, el que motiva. El que tomaba un avión desde cualquier punto del mundo para venir a jugar con la camiseta de la Selección. El del mechón rubio y el que estaciona el camión Scania en un country. Es el gordo que pasa el tiempo jugando al golf en Cuba y el flaco de La Noche del Diez. El que vuelve de la muerte en Punta del Este. Es el novio de Claudia y es también el hombre acusado de violencia de género. Es el adicto en constante lucha. El que canta un tango y baila cumbia. El que se planta ante la FIFA o le dice al Papa que venda el oro del Vaticano. El que fue reconociendo hijos como quien trata de emparchar agujeros de su vida. Un icono del neoliberalismo noventoso y el que se subió a un tren para ponerse cara a cara contra Bush y ser bandera del progresismo latinoamericano. Es cada tatuaje que tiene en su piel, el Che, Dalma, Gianinna, Fidel, Benja… Es el hombre que abraza a la Copa del Mundo, el que putea cuando los italianos insultan nuestro himno y el que le saca una sonrisa a los héroes de Malvinas con un partido digno de una ficción, una pieza de literatura, una obra de arte.

Porque si hubiera que elegir un solo partido sería ese. Porque no existió ni existirá un tramo de la vida más maradoneano que esos cuatro minutos que transcurrieron entre los dos goles que hizo el 22 de junio de 1986 contra los ingleses. El mejor resumen de su vida, de su estilo, de lo que fue capaz de crear. Pintó su obra cumbre en el mejor marco posible. Le dijo al mundo quién es Diego Armando Maradona. El tramposo y el mágico, el que es capaz de engañar a todos y sacar una mano pícara y el que enseguida se supera con la partitura de todos los tiempos.

Barrilete cósmico. Y la pelota no se mancha. Y las piernas cortadas. Y que la sigan chupando. Y la tortuga que se escapa. Y el jarrón en el departamento de Caballito, el rifle de aire comprimido contra la prensa, la Ferrari negra que descartó porque no tenía estéreo, la mafia napolitana y toda una ciudad que elige vivir en pausa, rendida a su Dios. Es el de las canciones, el los documentales a carne viva y las biografías siempre desactualizadas. El que levanta el teléfono y llama cuando menos lo esperás y más lo necesitás. El que jugó partidos a beneficio sin que nadie se enterara. El que pasa del amor al odio con Cyterszpiler, con Coppola o con Morla. El que siempre vuelve a sus orígenes y le presta más atención a los que menos tienen.

Es el abuelo baboso y el papá inabordable.

Es antes que todo y por sobre todas las cosas el hijo de Doña Tota y de Don Diego.

Y Maradona es en presente pese a que de los que mueren haya que escribir en pasado. Es el que en Dubai se codeaba con jeques y contratos millonarios y el que en Culiacán y con 40 grados a la sombra pedía un guiso a domicilio. El que internaron en un neuropsiquiátrico. El que pudo dejar la cocaína. El que hizo jueguitos en Harvard. Es el que como entrenador de Gimnasia vivió un postergado homenaje del fútbol argentino. Aquel que había dirigido a Racing y a Mandiyú no era este último Diego de las rodillas chuecas, las palabras estiradas y las emociones brotando sin filtro.

Es también Maradona el hombre que se fue apagando. Se resquebrajó su cuerpo y empezó a sacar a la luz tantos años de castigo físico, de desbordes, de excesos, de patadas, de infiltraciones, de viajes, de adicciones, de subibajas con su peso, de andar por los extremos sin red de contención.

Y el alma se fue apagando al compás del cuerpo. En el último tiempo ya no quería ser Maradona y ya no podía ser un hombre normal. Ya nada lo motivaba. Ya no servía el paliativo de los antidepresivos ni las pastillas para dormir. Y la combinación con alcohol aceleraba la cinta. Cada vez menos cosas encendían su motor: ni el dinero, ni la fama, ni el trabajo, ni los amigos, ni la familia, ni las mujeres, ni el fútbol. Perdió su propio joystick. Y perdió el juego.

Lo llora Fiorito, escenografía inicial de esta historia de película y pieza fundacional para comprender al personaje. Lo lloran los Cebollitas donde se animó a soñar en grande. Lo llora Argentinos Juniors donde no solo es nombre del estadio sino el mejor ejemplar de un molde que genera orgullo. Lo llora Boca y toda la pasión que unió a un vínculo que fue mutando pero conservó el amor genuino. Lo llora Nápoles, su altar maravilloso en el que con una pelota cambió la vida de una ciudad para siempre. Lo lloran también Sevilla, Barcelona y Newell’s, que infla el pecho por haberlo cobijado. Lo llora la Selección porque nadie defendió los colores celeste y blanco como él.

Lo llora el país entero y el mundo.

Entre tantas cosas que hizo en su vida, Maradona hizo una particularmente exótica: se entrevistó a sí mismo. El Diego de saco le preguntó al de remera de qué se arrepentía. “De no haber disfrutado del crecimiento de las nenas, de haber faltado a fiestas de las nenas… Me arrepiento de haber hecho sufrir a mi vieja, mi viejo, mis hermanos, a los que me quieren. No haber podido dar el 100 por ciento en el fútbol porque yo con la cocaína daba ventajas. Yo no saqué ventaja, yo di ventaja”, se contestó en una sesión de terapia con 40 puntos de rating.

En ese mismo montaje realizado en 2005 en su programa “La noche del Diez”, el Diego de traje le propuso al de remera que deje unas palabras para cuando a Diego le llegue el día de su muerte. “Uhh, ¿qué le diría?”, piensa. Y define: “Gracias por haber jugado al fútbol, gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad, es como tocar el cielo con las manos. Gracias a la pelota. Sí, pondría una lápida que diga: gracias a la pelota”.
Alicia: ¿Cuánto tiempo es para siempre?
Conejo blanco: A veces, sólo un segundo.

Our Lady of Blessed Acceleration, dont fail me now.

I´m just a soul whose intentions are good
Oh Lord, please dont let me be misunderstood.



Respuestas al tema

Mostrando (51 - 75) de 122 respuestas

Respuesta #51
el 25 de noviembre a las 19:04
Esta noche brillará una estrella más en el cielo

“Jugar en los mejores clubes es un bonito reto, pero hay un reto mucho más difícil. Jugar contra ellos y ganarles. Yo me dedico a eso.” (Matthew Le Tissier)

Respuesta #52
el 25 de noviembre a las 19:07
Cita de garinbiño:
Cita de garek:
Yo creo que el fútbol son épocas y no entro en quién es el mejor de la historia, porque es muy relativo.

Pero Maradona ha sido el mejor de su época, sin duda alguna. Su fútbol lo dominó cómo nadie.


Para mi es casi imposible que haya habido nadie mejor que Messi jugando al fútbol.

Ya no es su capacidad goleadora, digna de los mejores, es una visión de juego digna también del mejor centrocampista que haya visto y una capacidad para colocar el balón con rosca como tampoco he visto nunca.

Ahora está empezando su declive y parece raro decir esto, pero los 15 años que ha ofrecido Messi me parecen inigualables.

Maradona obviamente debe estar prácticamente a su nivel junto con Pelé y quizá Di Stefano.

Debates aparte es de lo más grande que se ha visto en un campo de fútbol, de eso no hay duda.


Para considerar a Messi el mejor, tendría que haber lucido en los mundiales, y ha fallado en todos los que ha jugado.

El gol que mete al Geta lo tendría que haber hecho en un Mundial, por ejemplo contra Inglaterra como hizo Maradona.

Sin hablar ya de las hostias que se llevaba Maradona en cada partido, lo de Messi es fútbol de guante blanco en comparación.



Respuesta #53
el 25 de noviembre a las 19:23
Editada el 25 de noviembre a las 19:24
Messi estaría retirado a los veintitantos con los tobillos destrozados en los años 80. Van Basten ya lo tuvo que hacer.

Maradona haría lo que quisiera y más contra las defensas mantequilla de hoy en día y la expulsión del rival a la mínima patada.

Sin olvidarnos de que con un equipo bastante vulgar él solito ganó un Mundial.

Quiero más a Raúl García que a mucha gente de mi familia.

En el fútbol se dan PASES DE GOL y no asistencias.
En el fútbol se EMPATA, no se hacen tablas.

Respuesta #54
el 25 de noviembre a las 19:24
Cita de mrpentland:
Messi estaría retirado a los veintitantos con los tobillos destrozados en los años 80. Van Basten ya lo tuvo que hacer.

Maradona haría lo que quisiera y más contra las defensas mantequilla de hoy en día y la expulsión del rival a la mínima patada.


A cambio de que son bastante más rápidos.

Aquellos que nunca se retractan de sus opiniones se aman más a ellos mismos que a la verdad.

Respuesta #55
el 25 de noviembre a las 19:26
se veía venir, pero una gran pena.
posiblemente, el jugador con más carima que ha existido.

hizo recobrar el orgullo a una nación devastada y humillada en las malvinas, con un partido antológico.

además dejó grandes frases antológicas:
mi preferida:

"Pelé, debutó con un pibe".


grande el Diego.
descanse en paz.

el athletic no nació para ser diferente,
nació para ganar

Respuesta #56
el 25 de noviembre a las 19:28
un numero uno a la altura de Messi, para gustos están los colores

nadie sabe a donde habría llegado sin los problemas que todos sabemos, que ademas empezaron muy pronto antes de irse a Nápoles

descanse en paz, hoy el futbol mundial esta de luto





#Elizegi eta Alkorta, Kanpora

Respuesta #57
el 25 de noviembre a las 19:35
Un grande que nos deja pero tampoco debe de pillar por sorpresa. DEP
Respuesta #58
el 25 de noviembre a las 19:48
Genio del fútbol mundial. De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés...

El mejor de la historia, el Cebollita. Eterno 10. Gracias BARRILETE.

D.E.P PELUSA.

A mí me hablaron de Zarra, Gainza o Dani.
Yo les hablaré de Aritz Aduriz.
20 de Mayo de 2020.

Respuesta #59
el 25 de noviembre a las 19:57
Cita de mrpentland:
Messi estaría retirado a los veintitantos con los tobillos destrozados en los años 80. Van Basten ya lo tuvo que hacer.

Maradona haría lo que quisiera y más contra las defensas mantequilla de hoy en día y la expulsión del rival a la mínima patada.

Sin olvidarnos de que con un equipo bastante vulgar él solito ganó un Mundial.


yo creo que tuvo incluso más mérito llegar a la final en italia 90. eso si que era una auténtica banda.

por cierto, el jugador que cambió el rumbo de una ciudad:
Nápoles.

diles allí a ver si cambian a maradona por insigne.

el athletic no nació para ser diferente,
nació para ganar

Respuesta #60
el 25 de noviembre a las 20:00
Cita de Espetero:
Genio del fútbol mundial. De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés...

El mejor de la historia, el Cebollita. Eterno 10. Gracias BARRILETE.

D.E.P PELUSA.


como dijo Héctor Adolfo Enrique, el autor del pase frente a Inglaterra:
"Con el pase que le di, para matarlo si no mete gol"

el athletic no nació para ser diferente,
nació para ganar

Respuesta #61
el 25 de noviembre a las 20:01
Cita de Pairo:
Cita de mrpentland:
Messi estaría retirado a los veintitantos con los tobillos destrozados en los años 80. Van Basten ya lo tuvo que hacer.

Maradona haría lo que quisiera y más contra las defensas mantequilla de hoy en día y la expulsión del rival a la mínima patada.

Sin olvidarnos de que con un equipo bastante vulgar él solito ganó un Mundial.


yo creo que tuvo incluso más mérito llegar a la final en italia 90. eso si que era una auténtica banda.

por cierto, el jugador que cambió el rumbo de una ciudad:
Nápoles.

diles allí a ver si cambian a maradona por insigne.

De hecho, animaron a Argentina cuando jugó contra Italia en Napoli.
Respuesta #62
el 25 de noviembre a las 20:02
siempre recordaré la pintada que había en el rompeolas del Abra:
"maradona cabrón, Athletic campeón".

a la vista de todos los ferrys que llegaban.

el athletic no nació para ser diferente,
nació para ganar

Respuesta #63
el 25 de noviembre a las 20:15
En el terreno de juego era muy bueno, no sé si el mejor, pero desde luego era muy bueno. Como persona no era ejemplo de nada, era un auténtico desastre y un cabeza loca.

"Leña verde todo é fume"

Respuesta #64
el 25 de noviembre a las 20:17
Cita de garinbiño:
Cita de garek:
Yo creo que el fútbol son épocas y no entro en quién es el mejor de la historia, porque es muy relativo.

Pero Maradona ha sido el mejor de su época, sin duda alguna. Su fútbol lo dominó cómo nadie.


Para mi es casi imposible que haya habido nadie mejor que Messi jugando al fútbol.

Ya no es su capacidad goleadora, digna de los mejores, es una visión de juego digna también del mejor centrocampista que haya visto y una capacidad para colocar el balón con rosca como tampoco he visto nunca.

Ahora está empezando su declive y parece raro decir esto, pero los 15 años que ha ofrecido Messi me parecen inigualables.

Maradona obviamente debe estar prácticamente a su nivel junto con Pelé y quizá Di Stefano.

Debates aparte es de lo más grande que se ha visto en un campo de fútbol, de eso no hay duda.


Otros tiempos. Incomparables.

"Un caballero no abandona nunca a una señora". El caballero, Alessandro del Piero, tras bajar a la Serie B.

Yo vi jugar a Gianluigi Buffon.

Someone people call me teacher.

Respuesta #65
el 25 de noviembre a las 20:19
Cita de gerathletic:
Cita:


Para mi es casi imposible que haya habido nadie mejor que Messi jugando al fútbol.

Ya no es su capacidad goleadora, digna de los mejores, es una visión de juego digna también del mejor centrocampista que haya visto y una capacidad para colocar el balón con rosca como tampoco he visto nunca.

Ahora está empezando su declive y parece raro decir esto, pero los 15 años que ha ofrecido Messi me parecen inigualables.

Maradona obviamente debe estar prácticamente a su nivel junto con Pelé y quizá Di Stefano.

Debates aparte es de lo más grande que se ha visto en un campo de fútbol, de eso no hay duda.


Pues para roscas las de Maradona, hay un libre indirecto dentro del área con el Nápoles sencillamente antológico, ahí yo creo que Maradona era más fino que Messi, sin desmerecer a Messi por supuesto.

Y cambiando de tema recuerdo por la época del centenario del Barça en TV3 hicieron una serie de programas sobre la historia del Barça y en uno era sobre la etapa de Diego en ese club y en estas que sale Goiko a hablar sobre aquello que todos sabemos y éste recibió una sonora pitada del público que estaba en el plató, el baboso del presentador que era Antoni Bassas callado como una puta y fue el propio Diego el que dio la cara por Goiko y mandó callar al público, ahí estuvo muy bien y dejando en su sitio a toda esa panda de impresentables.


A la Juve creo que fue, le mete el gol imposible. Uno de falta.

Así le llaman al gol. El gol imposible.

"Un caballero no abandona nunca a una señora". El caballero, Alessandro del Piero, tras bajar a la Serie B.

Yo vi jugar a Gianluigi Buffon.

Someone people call me teacher.

Respuesta #66
el 25 de noviembre a las 20:21
siempre nos quedarán sus goles.
Respuesta #67
el 25 de noviembre a las 20:25
Cita de mrpentland:
Messi estaría retirado a los veintitantos con los tobillos destrozados en los años 80. Van Basten ya lo tuvo que hacer.

Maradona haría lo que quisiera y más contra las defensas mantequilla de hoy en día y la expulsión del rival a la mínima patada.

Sin olvidarnos de que con un equipo bastante vulgar él solito ganó un Mundial.


se exagera con lo de equipo vulgar, es parte de la leyenda que se ha creado alrededor de Maradona, ni que Messi hubiera tenido el Brasil de los 70.
Respuesta #68
el 25 de noviembre a las 20:29
Cita de gorka2:
Cita:


Para mi es casi imposible que haya habido nadie mejor que Messi jugando al fútbol.

Ya no es su capacidad goleadora, digna de los mejores, es una visión de juego digna también del mejor centrocampista que haya visto y una capacidad para colocar el balón con rosca como tampoco he visto nunca.

Ahora está empezando su declive y parece raro decir esto, pero los 15 años que ha ofrecido Messi me parecen inigualables.

Maradona obviamente debe estar prácticamente a su nivel junto con Pelé y quizá Di Stefano.

Debates aparte es de lo más grande que se ha visto en un campo de fútbol, de eso no hay duda.


Para considerar a Messi el mejor, tendría que haber lucido en los mundiales, y ha fallado en todos los que ha jugado.

El gol que mete al Geta lo tendría que haber hecho en un Mundial, por ejemplo contra Inglaterra como hizo Maradona.

Sin hablar ya de las hostias que se llevaba Maradona en cada partido, lo de Messi es fútbol de guante blanco en comparación.


Efectivamente, Messi en el 84 en San Mamés no dura 10 minutos. Hoy el fútbol es un espectáculo artificial y manipulado.

A mí me hablaron de Zarra, Gainza o Dani.
Yo les hablaré de Aritz Aduriz.
20 de Mayo de 2020.

Respuesta #69
el 25 de noviembre a las 20:50
Posiblemente fue el mejor deportista del mundo en los 80s. Dejaros de baloncestistas, atletas y demás. Comparar entre deportes es imposible pero en los 80s ningún deportista de la época ha sobresalido sobre tanta gente, el fútbol es el deporte más practicado del planeta, y él sencillamente era el mejor, no tenía rival ni se le podía discutir.

Lástima de su enfermedad (adicción) que le hizo mucho daño a él y a sus seres queridos. Lástima que nos privara de algunos de sus mejores años.

Si hablamos de poca deportividad, él la tuvo con Brasil en el Mundial de Italia´90 cuando se jactó de sedar a un rival en medio del partido. Pero también era un tipo al que le molían a patadas, y por mucho que lo permitiera el árbitro y el reglamento eso tampoco es deportivo, y se lo hacían en todos los partidos.
Respuesta #70
el 25 de noviembre a las 20:55
Editada el 25 de noviembre a las 20:58
Cita de Espetero:
Cita:


Para considerar a Messi el mejor, tendría que haber lucido en los mundiales, y ha fallado en todos los que ha jugado.

El gol que mete al Geta lo tendría que haber hecho en un Mundial, por ejemplo contra Inglaterra como hizo Maradona.

Sin hablar ya de las hostias que se llevaba Maradona en cada partido, lo de Messi es fútbol de guante blanco en comparación.


Efectivamente, Messi en el 84 en San Mamés no dura 10 minutos. Hoy el fútbol es un espectáculo artificial y manipulado.



Pues imaginate el Calcio de la época. La leña que darian.

En Argentina nunca Messi llegará al mito Maradona.

Lo de Inglaterra marca una leyenda.


Messi tambien ha competido en una liga adulterada por el dinero muchos años, un Almeria Barcelona, me descojono yo.
Y es otro de los grandes.,no es quitarle valor a Messi.. Pero solo ha brillado con todo a favor.


Los ultimos años se queja de proyecto.... Que quiere el mejor jugador para ganar, si el Bcn ha sido una puta seleccion mundial
Respuesta #71
el 25 de noviembre a las 21:22
Cita de Espetero:
Cita:


Para considerar a Messi el mejor, tendría que haber lucido en los mundiales, y ha fallado en todos los que ha jugado.

El gol que mete al Geta lo tendría que haber hecho en un Mundial, por ejemplo contra Inglaterra como hizo Maradona.

Sin hablar ya de las hostias que se llevaba Maradona en cada partido, lo de Messi es fútbol de guante blanco en comparación.


Efectivamente, Messi en el 84 en San Mamés no dura 10 minutos. Hoy el fútbol es un espectáculo artificial y manipulado.


el rugby es otro deporte.
Respuesta #72
el 25 de noviembre a las 21:44
Con toda la guerra de los ochenta contra el Athletic, siempre me ha parecido unico. Mas allá de una técnica sublime, para mi la clave era su personalidad en el campo. Se echaba el equipo a la espalda como nadie. Equipos que no eran los mejores. Hace campeona del mundo a Argentina, hace campeon al Napoles!!! Recibía toda la cera del mundo... Solo el número uno pudo hacer algo así. Para mi el mejor que he visto sin duda.
Respuesta #73
el 25 de noviembre a las 21:50
Son incomparables.
La regularidad de Messi durante tantos años muy superior.
Los momentos puntuales de Maradona con Napoli y argentina insuperables.

Messi nos ha ganado finales y Maradona no...


Y aquí se dice que Maradona hoy en día se saldría más porque se permite menos. Tan cierto es eso como que hoy en día si no te cuidas mucho físicamente...

Y ahí otro aspecto. Hoy en día es más fácil que a un futbolista "se le suba a la cabeza" que en su época. Quizá hoy Maradona hubiera sido un "Ballotelli". Quizás. Comparaciones imposibles.

Descanse en paz


Dicen que el tiempo y el olvido son como hermanos gemelos
que vas echando de más lo que un dia echaste de menos

Respuesta #74
el 25 de noviembre a las 21:53
el mejor jugador de fútbol que he visto en mi vida.
En cuanto lo que haya hecho fuera del campo, no me interesa la vida privada de nadie, ni creo que un deportista tnega que dar ejemplo, que lo den los padres, los maestros o los marqueses y duques, o los presidentes del Ibex35 ...
Respuesta #75
el 25 de noviembre a las 21:56
Estreno de Maradona en San Mamés y patada de Lakabeg (Diario Gara)

Aquel 4 de octubre de 1992 San Mamés se aprestó para recibir al Sevilla de Diego Armando Maradona, a las órdenes del Narigón Bilardo. Era el estreno del astro argentino en Liga con el club del Nervión y la historia, siempre maliciosa, quiso que fuera en el mismo estadio donde casi una década antes había sufrido la peor lesión de su carrera, en aquella recordada entrada de Andoni Goikoetxea.

San Mamés recibió a los sevillistas con un lleno hasta la bandera, aunque la entidad presidida por José Julián Lertxundi lamentase no haber podido sacar más provecho económico al debut del Pelusa, ya que ni pudo hacer pasar a los socios por taquilla ni logró que el partido fuera retransmitido por televisión. A la hora del choque, bajo una torrencial lluvia y un terreno pesado, un aun mermado Maradona fue recibido con todo tipo de improperios... y despedido al grito de «¡Goiko, Goiko!».

Apenas duró sobre el césped 27 minutos. En ese tiempo, tuvo tiempo para dar seis pases bien, dos mal, perder tres pelotas, hacer cuatro regates, cometer tres faltas, dar un pase de pecho a los 48 segundos de partido... y recibir la tarascada, con la planta por delante, de Andoni Lakabeg, que poco después le obligó a retirarse. «Fue entonces cuando sentí un cañazo en el tobillo derecho. ¡Terrible! Escuché el silencio del estadio, de verdad, y enseguida el grito: ¡Goikó, Goikó, Goikó! ¡No lo podía creer! Me revolví de dolor, sobre el pasto húmedo, y apenas pude me levanté. Me levanté como para decirles a todos: `Aquí estoy, de pie, estoy vivo, no me mataron. Lo intentaron otra vez, pero no pudieron´. Después, cuando vi la jugada por televisión, me di cuenta de lo cerca que estuvo Lakabeg de convertirse en ídolo del Athletic: me había entrado igual, igual, igual, que Goiko casi una década antes. Pero esta vez me salvé, tal vez porque lo vi venir», recordó.

El Athletic ganó 2-1. Pero Maradona se llevó un buen recuerdo, sobre todo porque Goiko le visitó en el hotel la previa del partido. «Hablamos de nuestras hijas, de la vida, de todo un poco... ¿De aquello? De aquello nada», revelaría después el propio Diego, quien calificó el gesto como «una cosa de hombres».
«Era mi debut, lo marcaba la historia»

«La cosa, entonces, era definir cuándo debutaba de verdad, por los puntos. Miré el

`fixture´ y lo vi, ahí estaba: domingo 4 de octubre, Athletic de Bilbao, Estadio San Mamés. ¡Ese tenía que ser mi debut, lo marcaba la historia! Ningún rival más significativo para mí, ninguno. Por historia y por presente (...) Eran tantas las cosas que me unían o separaban de ese club vasco que no podía ser otro el rival, no podía... El Athletic fue, para empezar, el club que me quitó la oportunidad de ganar las dos Ligas mientras yo estuve en España (...) Cuando salí a la cancha, a la famosa Catedral, al estadio San Mamés. ¡Llovía como la puta que lo parió! Apenas entré, sentí que me mojaba la lluvia y también sentí que me rodeaba algo, una silbatina tan grande que parecía que chiflaba uno solo y eran miles y miles. Ni bien pisé el césped, bien verde, bien mojado, miré hacia la tribuna y distinguí una bandera que decía: «Maradona, marica, te pica el gol de Endika». Endika nos había hecho el gol en aquel partido final de la Copa del Rey, que terminó en escándalo. Enseguida empezaron a gritar: ¡Goikó, Goikó, Goikó! No, no se acordaban de nuestro querido Vasco, me recordaban al de ellos, el mismo que el día anterior me había dado la mano y nueve años antes una patada tan inolvidable que para ellos era como un título, como una copa (...)

Y también me di el gusto de hacerlos fruncir un poco. Fue en el gol nuestro: tiro libre, me paré para darle y... otra vez el silencio. ¡Siempre les hacía cerrar el pico a los vascos! Le pegué por encima de la barrera, el arquerito no la pudo retener, apretó Marcos y fue gol. ¡Algo había hecho en mi primer partido!»


https://gara.naiz.eus/paperezkoa/20121004/365358/es/Estreno-Maradona-San-Mames-patada-Lakabeg

   
       "Oculto entre montañas,habita las dos laderas de los   
       Pirineos occidentales UN PUEBLO......."
                                                    Tiocfaidh ár lá

                            BETI ATHLETIC


¿Qué son esos iconos?

Temas nuevos desde tu última visita.

Temas con mensajes nuevos desde tu última visita.

Reiniciar fecha de acceso