El Fútbol, los jugadores, el Reglamento y los árbitros.

Mensajes: 47.553
Registro: 11/04/2009

Publicado el 25 de febrero a las 19:36
Leído: 579


   He jugado al fútbol a nivel local o regional hace muchos años, y es indudable que el Fútbol ha ido cambiado poco a poco en todos los aspectos, pero sobre todo, en la forma de jugar y de arbitrar. El Reglamento de Fútbol no es que haya cambiado tanto para lo que ha cambiado el Fútbol, los entrenadores, los jugadores y los árbitros, donde ya prácticamente ningún árbitro se atiene a lo que marca el Reglamento para todos los jugadores, en ese aspectos, cada árbitro tiene su propio criterio o interpretación del Reglamento de Fútbol. Todo ésto favorece a los entrenadores y jugadores que tratan de buscarle la vuelta a todo para aprovecharse muchas veces de la ignorancia de los árbitros, ya que muchos no han jugado al Fútbol y no se saben las pillerías de profesionales que viven del Fútbol.

    Ahora, prácticamente las faltas son todas normales, vamos que para que sea de tarjeta roja tiene que ser una entrada con sangre, lo demás, son amarillas y que para que te la saquen tienes que ser reincidente en las faltas, ya que se ha puesto de moda advertir al jugador que comete fatal dura, que a la próxima vera tarjeta, vamos, un chollo, por eso se ve que muchas veces, algunos jugadores que ven amarilla por una dura entrada, se dirigen al árbitro indicándole con el dedo que es la primera entrada dura.

   La culpa de ese juego sucio y marrullero que emplean algunos jugadores la tienen los árbitros, ya que por la creencia de que uno es mejor árbitro si no saca tarjetas amarillas, muchos jugadores se aprovechan de ello. No hay más que ver en los corners los penaltys que se cometen, y eso pasa en todos los corners que se sacan desde Primera a Regional, pero como los jugadores saben que no pasa nada, pues hacen falta en todos los corners, no sólo los defensas hacen falta, también los atacantes.

    Es decir, que damos por bueno muchas cosas que el Reglamento de Fútbol señala como faltas. Ahora ya no existen las cargas que marca el Reglamento, que son hombro contra hombro, ahora son empujones, cuanto más fuertes mejor, hechos con los brazos o con la cadera, da igual, todo vale. De ésta forma de actuar de muchos jugadores para impedir que el jugador habilidoso se vaya sólo con el balón, emplean toda clase de artimañas, eso sí, con el consentimiento de los árbitros. Ya hemos visto imágenes de las patadas consecutivas que recibe Neymar para tratar de pararle, con el consentimiento del árbitro y los aplausos de muchos aficionados que no puede ver a un artista del balón que se vaya por su nivel e inteligencia de jugadores con menos nivel, y luego nos quejaremos de que el Fútbol va a menos, sobre todo, con entrenadores que pedirá a sus jugadores que no hagan tanta pijada y que corran.

    Resulta que ahora entrenadores amarrateguis o defensivos como Simeone, Mourinho, Bordalás, Garitano, etc., son unos artistas o especialistas en ese juego, cuando años atrás, nuestro Maguregui realizaba ese mismo juego defensivo era tachado de incompetente y mal entrenador con la famosa frase de "poner el autobús", pues ya vemos que hizo escuela.

    Pienso, que así como en Baloncesto se han ido cambiando normas relacionadas con el juego y sus infracciones, se ha corregido lo de las personales intencionadas, es decir, las que se hacen con la intención de que el jugador no siga atacando, y son dos tiros libres más posesión. Antigüamente había la costumbre de cuando se metía canasta, al caer el baló se le golpeaba y se desplazaba, de esa manera no se daba opción de sacar rápìdo, pues ahora el jugador que toca el balón es sancionado como si fuese una personal, es decir, que en baloncento y me imagino que en otros deportes han ido amoldando el Reglamento a los tiempos actuales, donde hay mucho tramposo
que siempre intenta aprovecharse de ciertas jugadas, y en el Fútbol abundan demasiado.

   

Respuestas al tema

Mostrando (1 - 3) de 3 respuestas

Respuesta #1
el 25 de febrero a las 19:42
Las hostias que recibía Maradona no se ven ahora. Ahora están mucho más protegidos que en los 80,antes no sé.
Respuesta #2
el 25 de febrero a las 20:22
Antes las faltas eran más agresivas y duras. Ahora son más sutiles.
Pero es cierto que cortan continuamente la ventaja del atacante y sale barato.

Pero creo que la culpa es del publico y de los medios de prensa.
Se habla de faltas bien hechas, se critica a los árbitros tarjeteros y no se valoran igual las faltas de los de casa que las de los rivales.
Respuesta #3
el 25 de febrero a las 22:02
Cita de Tusto:
Las hostias que recibía Maradona no se ven ahora. Ahora están mucho más protegidos que en los 80,antes no sé.

                               +++++++++++

    Tusto, es que igual antes las hostias las recibían los cracks, por eso ahora como hay bastantes cracks se las reparten. Porque a Neymar, ya me dirás si no le abrasan a patadas, que el jugador puede parecer que provoca a los defensas, puede, pero que los defensas no tienen otra forma de pararle que dándole patadas, pues también. Lo que pasa es, que como vemos hacer tantas faltas se da como normal el tirar al suelo a un contrario que se va, y encima los comentaristas aplauden esas jugadas, por lo que ya se da por bueno todo lo que se haga para parar a un contrario.

    Además, lo malo de esas faltas que se hacen, no es que vayan a intentar darle al balón, es que van directamente a tirar al contrario, ya que si van al balón, corren el riesgo que no logren tirar al jugador contrario, y entonces no la falta no cumple con el fin deseado, que es tirar al jugador contrario.

    Es como la tarjeta roja que le sacaron al defensa del Atalanta, el defensa no va al balón, va directamente a tirar, o a que el contrario no se lleve el balón y pueda meter gol. Si encima dudamos de la jugada o decimos que el árbitro se ha equivocado, estamos dando alas a los jugadores sucios para que sigan dando leña y haciendo de las suyas.

¿Qué son esos iconos?

Temas nuevos desde tu última visita.

Temas con mensajes nuevos desde tu última visita.

Reiniciar fecha de acceso