Cuatro partidos a Iñigo

Mensajes: 11.162
Registro: 01/06/2010

Publicado el 3 de marzo a las 11:15
Leído: 8.782
Vergonzoso. Ni se sonrojan.
Un equipo grande no es el que gana todos los partidos, sino el que nunca se da por vencido

Respuestas al tema

Mostrando (151 - 161) de 161 respuestas

Respuesta #151
el 3 de marzo a las 19:12
Cita de achulayo:
Cita de forever:
Agresiones (98.1)

Suspender por 4 partidos a D. Iñigo Martinez Berridi, en virtud del artículo/s 98.1 del Código Disciplinario y con
una multa accesoria al club en cuantía de 1400,00 € y de 3005,00 € al infractor en aplicación del art. 52.

Vistas las alegaciones y la prueba videográfica aportada por el Athletic Club relativa a la expulsión de su
jugador D. Iñigo Martínez Berridi, este Comité de Competición considera lo siguiente:

Primero.- Debe hacerse referencia, en primer lugar, a los preceptos de la normativa federativa que se refieren a
la función que han de cumplir los árbitros durante los encuentros. En este sentido, debe citarse en primer lugar
el artículo 236 del Reglamento General de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), el cual, en su
primer párrafo, establece que “el árbitro es la autoridad deportiva única e inapelable, en el orden técnico, para
dirigir los partidos”. Añade esta misma disposición que entre sus obligaciones está la de “amonestar o
expulsar, según la importancia de la falta, a todo futbolista que observe conducta incorrecta o proceda de
modo inconveniente y asimismo a entrenadores, auxiliares y demás personas reglamentariamente afectadas”
(artículo 237, párrafo 2, apartado e)); así como la de “redactar de forma fiel, concisa, clara, objetiva y
completa, el acta del encuentro, así como los informes ampliatorios que estime oportunos, remitiendo, con la
mayor urgencia y por el procedimiento más rápido, una y otros, a las entidades y organismos competentes”
(artículo 238, apartado b). Sobre el valor probatorio de estas actas, el artículo 27 del Código Disciplinario de
la RFEF cuando señala que las mismas “constituyen medio documental necesario en el conjunto de la prueba
de las infracciones a las reglas y norma deportivas” (párrafo 1). Y añade que “en la apreciación de las
infracciones referentes a la disciplina deportiva, las decisiones del árbitro sobre hechos relacionados con el
juego son definitivas presumiéndose ciertas, salvo error material manifiesto” (párrafo 3). Este debe ser, y no
otro, el punto de partida de esta resolución y de la decisión que haya de adoptarse: las actas arbitrales gozan de
una presunción de veracidad iuris tamtum, que podrá ser, en consecuencia, desvirtuada cuando se pruebe la
existencia de un error material manifiesto.

Segundo.- Esto es precisamente lo que deberán tener en cuenta los órganos disciplinarios federativos cuando,
en el ejercicio de su función de supervisión, adopten acuerdos que invaliden las decisiones adoptadas por el
árbitro y reflejadas en las actas arbitrales. Esta posibilidad, sin embargo, se circunscribe a supuestos muy
determinados. En general, no será posible revocar una decisión arbitral invocando una discrepancia en la
interpretación de las Reglas del Juego, cuya competencia “única, exclusiva y definitiva” corresponde
precisamente al colegiado según lo establecido por el artículo 111.3 del Código Disciplinario federativo.
Únicamente si se aportase una prueba concluyente que permitiese afirmar la existencia del mencionado error
material manifiesto, debido a la inexistencia del hecho que ha quedado reflejado en el acta o a la patente
arbitrariedad de la decisión arbitral, quebrará la presunción de veracidad de la que gozan las actas arbitrales a
tenor de lo dispuesto en los artículos 27.3 y 130.2 del mencionado Código Disciplinario.

Tercero.- La doctrina de los órganos disciplinarios de esta RFEF y del Tribunal Administrativo del Deporte
(TAD) respaldan las anteriores afirmaciones. Todos ellos han resuelto de manera clara en diferentes
Resoluciones la necesidad de que las pruebas aportadas demuestren de manera concluyente el error manifiesto
Página 2 de 4
03/03/2021 11:25:55 [FC:03/03/2021 11:23:56]
del árbitro. Puede citarse en este sentido la Resolución del TAD de 29 de septiembre de 2017 (Expediente
302/2017), que afirmó que “cuando el referido artículo 27 del Código Disciplinario de la RFEF señala que las
decisiones arbitrales sobre hechos relacionados con el juego son “definitivas presumiéndose ciertas, salvo
error material manifiesto” está permitiendo que el principio de invariabilidad (“definitiva”) del que goza la
decisión arbitral en favor de la seguridad jurídica, en este caso, de las Reglas del Juego, pueda sin embargo
mitigarse cuando concurriese un “error material manifiesto”, en cuanto modalidad o subespecie del “error
material”, es decir que se trate, como ha señalado el Tribunal Constitucional, cuando se ha referido a este
término en las leyes procesales (Vid. Artículos 214.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y 267.3 de la Ley
Orgánica del Poder Judicial), de un error claro o patente, independientemente de toda opinión, valoración,
interpretación o calificación jurídica que pueda hacerse”.

Cuarto.- Con el objeto de atacar la veracidad las decisiones incluidas en el acta arbitral, el recurrente debe
proporcionar al órgano disciplinario pruebas adecuadas y suficientes para demostrar la existencia de “un error
material manifiesto”. En este sentido, es también doctrina reiterada del TAD la que declara la plena validez de
la prueba videográfica como instrumento probatorio apto para desvirtuar el contenido del acta arbitral. Por su
parte, corresponde al órgano disciplinario federativo, en este caso a este Comité de Competición, la obligación
de visionar y valorar el contenido de la grabación a fin de comprobar si el mismo se corresponde o no con las
alegaciones del recurrente. En definitiva, sólo la prueba de un error material manifiesto quebraría la
presunción de veracidad de la que goza el acta arbitral y permitiría dejar sin efecto la expulsión del jugador.

Quinto.- Este Comité de Competición considera que dicha quiebra no se da en este caso. El jugador fue
expulsado, según consta en el acta arbitral, por golpear con su mano en la cara a un adversario con uso de
fuerza excesiva. El hecho ocurrió una vez finalizado el encuentro, cuando el jugador se encontraba todavía en
el terreno de juego.
El club alega la existencia de un error material manifiesto y mantiene que el jugador expulsado no golpeó al
jugador rival, sino que le dio un manotazo leve como reacción a una acción anterior de aquel. Discute
también, por tanto, que dicho manotazo se diese con uso de fuerza excesiva. Sin embargo, en opinión de este
Comité de Competición, la versión del club no queda corroborada por la prueba videográfica aportada, que se
ajusta por el contrario al relato arbitral. No habría, en definitiva, prueba de un error material manifiesto. Esto
es, la versión de los hechos alegada por el club no se deduce de modo indubitado de la prueba aportada, que
parece corroborar, al menos prima facie, el relato arbitral. Como se ha dicho, únicamente la prueba de un error
material manifiesto podría desvirtuar la apreciación realizada por el colegiado y, en consecuencia, la
veracidad de lo que hizo constar en el acta. Será necesario en todo caso que se trate de un error claro o
patente, independientemente de toda opinión, valoración, interpretación o calificación jurídica que pueda
hacerse, circunstancias que no se dan en este caso. Como ya he reiterado este Comité en sus resoluciones, no
es suficiente para afirmar la existencia de dicho error que el club alegue una versión alternativa de lo ocurrido
que no queda acreditada gracias a la prueba aportada.
Procede, por tanto, la desestimación de las alegaciones y el mantenimiento de las consecuencias disciplinarias
de la acción consignada en el acta arbitral (art. 98.1).


Para el que le interese el contenido de la resolución. La pelea está en el acta vs el video.


A la vista de la resolución, el quid de la cuestión es determinar si hay "fuerza excesiva".

Si como se ha dicho por ahi "fuerza excesiva" implica "peligro para la integridad física", le tienen que rebajar la sanción..1 partido y van que chutan.

Porque en el video se ve que le "golpea" pero el peligro para la integridad fïsica, pues no. Salvo que un leve despeinado se pueda considerar como tal. Coño, que se queda de piés comoo si nada.

Por lo menos Gurpe, con Ronaldo se tiró al suelo...


No le puede despeinar, se engomina con loctite.

El error manifiesto solo sería si no hubiera contacto?
Lo de fuerza excesiva es opinable así que nos van a joder bien.

El que nos ha jodido bien es el árbitro con su absurdo acta.

ODIO ETERNO AL FÚTBOL MODERNO

Respuesta #152
el 3 de marzo a las 23:47
Cita de darkcity:
Cita:


me espero cualquier cosa. de momento,creo que ni se han hecho eco de la noticia de la sanción


Pero tú también eres del sector crítico.

Lo que se entera uno.


Ah, hay que ser de un sector?

Y tú, ¿de qué sector eres?

Mundua ez da beti jai, inoiz tristea ere bai,
bainan badira mila motibo kantatzeko alai,
bestela datozen penai ez diet surik bota nahi,
ni hiltzen naizen gauean behintzat eizue lo lasai.


¿Qué son esos iconos?

Temas nuevos desde tu última visita.

Temas con mensajes nuevos desde tu última visita.

Reiniciar fecha de acceso