Resumen de la temporada, By Sid Lowe

Mensajes: 48.473
Registro: 16/09/2011

Publicado el 11 de junio a las 00:16
Leído: 1.631
The Guardian

Siempre entretenido leerle y con bastantes menciones al Athletic.


Alicia: ¿Cuánto tiempo es para siempre?
Conejo blanco: A veces, sólo un segundo.

Our Lady of Blessed Acceleration, dont fail me now.

I´m just a soul whose intentions are good
Oh Lord, please dont let me be misunderstood.



Respuestas al tema

Mostrando (1 - 4) de 4 respuestas

Respuesta #1
el 11 de junio a las 10:07
Muy bueno!
Respuesta #2
el 11 de junio a las 10:19
Traductor del google, ese gran amigo.

La Filosofia es Intocable

Respuesta #3
el 11 de junio a las 10:26
Cita de Nexus:
Traductor del google, ese gran amigo.


Traduttore, traditore...

Madrid va a Madrid y los poderosos Williams: reseña y premios de La Liga

Son The Sids… con la revelación que fue Girona, un gran año en Bilbao y los Beatles superando a los Stones

Sid Lowe

Al final, el calendario fue cruel y sirvió de metáfora de la temporada, del fútbol y de la vida. Como sacado de una comedia, alguien había reservado una celebración y un funeral. Misma hora, mismo lugar: mediados de mayo, un sábado por la noche en Los Carmenes. El recién confirmado campeón de liga, el Real Madrid, había venido a jugar contra el Granada, que acababa de ver por televisión en el hotel cómo finalmente se sellaba el descenso que ya sabían que se avecinaba, con los jugadores sentados llorando de camino al suelo, donde era todo lo que podían. ponerse en formación, aplaudir a sus oponentes en el campo y luego perder nuevamente .

En cuanto al Madrid, vino, jugó, ganó y se fue tranquilamente, aplazado el partido. La Federación había propuesto entregarles el trofeo esa misma noche, pero dijeron que no. En cambio, fue entregado silenciosamente a puerta cerrada a la mañana siguiente y luego llevado en autobús por la Castellana hasta la estatua de Cibeles, diosa de la fertilidad y punto de encuentro de Madridisimo . Carlo Ancelotti se puso las gafas de sol, fumó el puro, bailó con Eduardo Camavinga, cantó un rato y luego volvió al trabajo asegurándose de que volverían quince días después.


Tenía el tiempo de su lado. El Madrid había ganado el título siete días antes y aún faltaban tres semanas para el final . Cuando La Liga llegó a su última jornada, ya estaba terminada. Entonces inmediatamente cambiaron los horarios de inicio de cada juego menos uno, porque, oye, solo son fanáticos, ¿verdad? Se decidió: el título, segundo, tercero y cuarto; quién va a la Supercopa y al Mundial de Clubes; Liga de Campeones, Liga Europa y Liga de Conferencias; descenso también. Por primera vez, los ocho primeros y los tres últimos se confirmaron antes de que concluyera la temporada. Nueve meses después, no necesitaban el último partido.

Qué lejano se sintió el primero, todo empezaba a andar y al otro lado del mundo España ganaba el Mundial femenino. Su éxito y la intensidad de la historia de Olga Carmona pronto fueron superados, o se les dio otra dimensión, cuando Luis Rubiales besó a Jenni Hermoso y las consecuencias aún persistentes, a veces surrealistas, de todo esto: la madre de la presidenta de la Federación se encerró en la iglesia local .

Todo empezó en Bilbao con Jude Bellingham de pie ante la Catedral, con los brazos abiertos , un gesto que todo el mundo vería con frecuencia. Acabó en Sevilla, donde Xavi Hernández sabía que se hacía cargo de su último partido; El Barcelona fue uno de los ocho clubes que ni siquiera esperaron a que terminara el partido para confirmar que su entrenador no continuaría. El fútbol hace Sinatra : el técnico que renovó su contrato en septiembre, dimitió en enero y fue convencido de continuar en abril , fue despedido en mayo . Así es la vida.


Eso no era vida en absoluto, había dicho Xavi, el trabajo del entrenador del Barcelona era “cruel y desagradable”. Especialmente cuando es así. Salió y luego volvió a entrar, donde siempre estaba nervioso.

Llegaron buenas noticias de la academia. Marc Guiu, de 17 años, tenía 33 segundos de carrera absoluta cuando marcó el gol de la victoria ante el Athletic; Pau Cubarsi y Lamine Yamal tenían 16 años cuando debutaron. Lamine todavía tiene edad suficiente para ganar premios patrocinados por una cerveza, pero no para beberla. Fermín tenía 20 años; Terminó la temporada pasada en tercera división y esta temporada en la selección española. Pero si ese era el legado de Xavi, el título de liga que ganó en su primera temporada se olvidó rápidamente y no habría trofeos en la segunda; En realidad, tampoco hubo ninguna posibilidad de que eso ocurriera. Tras el primer clásico , Ilkay Gündogan había advertido que “el Madrid e incluso el Girona se van a escapar”.

Aunque el Barcelona mejoró, el Girona fue la gran revelación de la temporada , lo mejor que tuvo La Liga y el único equipo que compitió por ella , lo más parecido que tenía el Madrid a un retador. Primero en la semana siete, su entrenador Míchel dijo que el único problema era que era, bueno, la semana siete. El sábado siguiente fueron derrotados por el Madrid, pero regresaron, lideraron la liga hasta la semana 22 y también jugaron el mejor fútbol.

Una alineación que había experimentado 38 descensos entre ellos, un club que jugaba apenas su cuarta temporada en la máxima categoría y tenía un presupuesto inferior a una décima parte del tamaño del Real Madrid, en realidad estaba empezando a parecer contendiente . La gente empezó a utilizar la palabra que empieza con L: ¿podrían hacer un Leicester? El delantero Cristhian Stuani dijo una vez : “Nunca he tenido la suerte de jugar en un equipo que lucha por ser campeón”; ahora, a los 37 años, lo era. Algo así como.

Y luego llegó la noche en que el Madrid les goleó 4-0 en el Bernabéu, un comunicado que decía: con eso basta . La derrota llegó con una gran dosis de realidad y, de hecho, también con un poco de alivio, como si el Girona se hubiera liberado de una mentira . Éste era otro nivel, otra liga, no para ellos.

Aún así, tenían historia que hacer. Fue el primer equipo en romper el top tres Madrid-Barcelona-Atlético en 11 años, consiguiendo su primera plaza europea y también en la Liga de Campeones. “Cuando estaba en el Rayo, había un cántico: ´el año que viene, Rayo-Liverpool´; Me gustaría ir a Anfield”, dijo Míchel al final de la temporada, lo que significaba que todo empezaba a asimilarse .

Cuando el Girona perdió en Madrid, era sólo febrero pero ya se sentía definitivo. Nadie más iba a pelear. Después de que el Atlético ganara el derbi en la séptima semana , Antoine Griezmann se volvió hacia la cámara y dijo: “Niños, mañana traigan sus camisetas del Atlético al colegio”. Al final, sin embargo, fueron las equipaciones del Madrid las que estaban por todas partes, en su mayoría con “Bellingham” en la espalda.

Detrás de Bellingham, Griezmann había sido posiblemente el mejor jugador de la Liga en los primeros meses, el futbolista destacado de 2023 convirtiéndose en el máximo goleador histórico del Atlético , y su posterior lesión no ayudó. El comienzo de Álvaro Morata fue lo suficientemente bueno como para convertir esta en la mejor temporada de su carrera con 21 goles en todas las competiciones, pero sólo dos de ellos llegaron después de enero. De momento parecía que se abría una oportunidad en Europa, el Inter derrotaba y el Dortmund dominaba , para que el Atlético se desmoronara en Westfalia.


La afirmación de Rodrigo de Paul de que tuvieron una "gran temporada" simplemente molestó a los seguidores . El Atlético fue el único equipo que venció al Madrid ( de hecho , dos veces) . Tuvieron su parte de la Trilogía de la ciudad , tres partidos en otras tantas semanas y otras tantas competiciones. Y en casa estuvieron magníficos: la derrota ante el Athletic en Copa fue la primera en 28 partidos. Pero esa derrota hizo que eliminar al Madrid no tuviera sentido y fuera horrible, fuera de la carrera por el título nada más empezar.

El Madrid remontó 12 veces esta temporada, lo que probablemente hace que parezca que había más posibilidades de las que realmente había. Pero esto es lo que hacen . Y la verdad es que, al menos a nivel nacional, fueron demasiado buenos, incluso con Karim Benzema ausente , Thibaut Courtois y Éder Militão ausentes prácticamente toda la temporada, y Vinícius y David Alaba sufriendo lesiones importantes. Para empezar, Bellingham sorprendió a todos, comparado con casi todos, desde Zidane hasta Ronaldo, Di Stéfano e incluso Maradona, aunque dijo que eso era “un poco demasiado”. En su primer partido en casa dijeron que había quitado el techo del Bernabéu, lo cual fue bastante desconsiderado: lo acababan de poner . En cuatro semanas, había marcado más goles en liga que los que Eden Hazard logró en cuatro años. Marcó los goles de la victoria en el tiempo de descuento en ambos clásicos , Luka Modric celebró el primero gritando "¡qué fichaje!". y pasó la mayor parte de la temporada como máximo goleador. Vinícius emergió aún más decisivo a principios de año y Toni Kroos estuvo con clase de principio a fin , pero era su liga .

Su gol de la victoria contra el Barcelona en abril fue el gol que efectivamente acabó con todo . Matemáticamente, se hizo cuando el Barcelona perdió 4-2 ante el Girona a cuatro semanas del final. El Madrid llevaba cincuenta y dos partidos jugados y sólo había perdido dos. Habían derrotado al Barcelona en la final de la Supercopa, con una superioridad casi insultante . Y aún faltaba la final de la Copa de Europa: Madrid va a Madrid . Su única derrota liguera fue ocho meses y 31 partidos antes. El único equipo que evitó marcar fue el Rayo Vallecano.

Detrás de Madrid, Barcelona, ??Girona y Atlético, que al menos consiguieron la Liga de Campeones por undécimo año consecutivo, las plazas europeas fueron para Athletic, Real Sociedad y Betis. Ver la resurrección de Isco , el futbolista que llevaba seis meses en paro, aparentemente acabado, fue una alegría. La fase de grupos de la Liga de Campeones de la Real Sociedad fue tremendamente impresionante y Take Kubo fue tan divertido como cualquiera en esos primeros meses , pero se le escapó. Ver a Alex Sorloth, el delantero que tuvieron antes y que podrían haber tenido otra vez, rompiéndolo por alguien más no puede haber ayudado.

Ver al Athletic también fue fantástico , sin aliento y brillante, con Williams aparentemente por todas partes. Verlos celebrar fue aún mejor . El suyo es un acto de rebelión que les permitió finalmente mencionar la palabra mágica, antes prohibida por los 10 mandamientos colgados en la pared del vestuario: gabarra . La famosa barcaza fue desatada, reparada y llevada a lo largo del río Nervión 40 años después, con sus orillas bordeadas por un millón de personas, pétalos esparcidos en el agua, fuegos artificiales y kalimotxo por todas partes, cuando finalmente levantaron la Copa del Rey , la competición que habían honrado como nadie pero que no ganaban desde 1984 .


El fútbol europeo siempre estuvo reservado para esos tres. El Valencia se acercó en ocasiones, impulsado por los canteranos que les habían salvado la temporada pasada y por Pepelu, el veterano de 25 años . En enero, el recién ascendido Las Palmas, el equipo que vio a 17 jugadores y miembros del personal irse a tomar un café al aeropuerto y perder un vuelo a la península, también estuvo momentáneamente en escena, jugando magníficamente y contando con el mejor historial defensivo. construido alrededor de la pelota. Pero, cuando se le preguntó si el equipo podía soñar, el entrenador Xavi García Pimienta dijo “no, no podemos” y casi tan pronto como supieron que estaban a salvo se desmoronaron, sin poder ganar ninguno de sus últimos 14 partidos.

El Villarreal viajó en otra dirección. Con Marcelino García Toral se recuperaron: de 11 derrotas en los primeros 20 partidos a dos en los últimos 18. En 25 partidos, había sumado 41 de sus 53 puntos durante todo el año, pero tuvieron mucho que recuperar y cayeron. menos de ese último puesto europeo.

El Sevilla era un desastre, pero no lo suficiente como para caer. Despidieron a José Luis Mendilibar menos de 10 partidos después de que él los rescatara del descenso y los llevara a la Europa League . Así que fue y llevó al Olympiakos a la Conference League. Ficharon a Diego Alonso y lo despidieron después de 67 días, que ya eran demasiados: había visto a su equipo apoderarse de un vuelo en Vigo, los pobres pasajeros se quedaron varados, pero no despegaron, sin poder ganar en 12 partidos en La Habana. Liga y Liga de Campeones. Quique Sánchez Flores tomó el relevo y afirmó que algunos jugadores no sabían “dónde estamos, en qué situación estamos”, lamentando que le “dolía muy dentro”. Pero con él el Sevilla se alejó, liderado por Isaac Romero , a quien el técnico llamó su “alma”.

Eso dejó al Mallorca, cuyo logro al llegar a la final de la Copa del Rey fue monumental – “legendario”, lo llamó el portero Dominik Grief – y al Rayo que ya no eran Rayo en la era post-Andoni Iraola . Ni siquiera cuando finalmente trajeron de vuelta a su asistente como entrenador . Vallecas, que alguna vez fue el lugar más divertido para ver fútbol, ??ya no existía. El Celta también pasó nueve semanas en la zona de descenso y no estuvo matemáticamente seguro hasta la penúltima semana, cuando el “proyecto” de tres años de Rafa Benítez abandonó después de seis meses . En ese momento Iago Aspas hizo lo que hace Iago Aspas , mucho más de lo que debería: cuatro goles y cinco asistencias en los últimos diez partidos les guiaron hasta el final.

Pero, sobre todo, dejó a Cádiz, Almería y Granada, matemáticamente los peores tres últimos que jamás hayan existido y aparentemente siempre en camino hacia abajo. El Cádiz se coló a mitad de camino en zona de descenso y nunca salió. El Granada estuvo ahí desde la sexta semana, cambiando de entrenador y de estilo y vendiendo a Bryan Zaragoza, el jugador que entusiasmaba a todos , pero rara vez cambiaba de resultados o de posición. Y el Almería estuvo ahí desde el principio: colista desde la quinta semana hasta el final cuando, después de haber esperado toda la temporada para ver una victoria en casa, su afición vio cómo marcaba seis .

Les sustituirán Leganés, Real Valladolid, y alguno de Sporting Gijón, Espanyol, Real Oviedo o Eibar, que iniciaron los playoffs el fin de semana. El técnico del Valladolid, Paulo Pezzolano, celebró el ascenso a primera división tomando el micrófono y, desde el balcón del ayuntamiento, ante miles de aficionados, lanzó su cántico favorito, exigiendo la dimisión del... técnico del Valladolid, Paulo Pezzolano .


Y así, cuando llegó el último día de una temporada 2023-24 con pocas historias, no quedaba nada por lo que jugar, todos los premios entregados y los destinos sellados. Está hecho. Las lágrimas y las celebraciones, los lamentos y las risas, todo ello.

Bueno, casi todo. Al Madrid aún le quedaba esa final , otra cita con Cibeles, otra con Kylian Mbappé por fin, la segunda división aún estaba en marcha y aún quedaban por decidir los trofeos de Pichichi y Zamora. En Vallecas, Unai Simón emuló a la mayor eminencia del fútbol, ??El Chopo Iribar, y se convirtió en el primer jugador del Athletic coronado como mejor portero de La Liga en medio siglo . Mientras tanto, Sorloth y Artem Dovbyk anotaron ocho en una semana mientras se enfrentaban para ser el primer máximo goleador fuera de Madrid o Barcelona desde Diego Forlán, 15 años antes . Y luego estaban los premios más importantes aún por entregar...

Premio más valioso. Después de estos, obviamente
El MVP de la Liga de Campeones: el tamaño y la forma justos para que Amaro, el hijo de Antoine Griezmann, lo use como poste de portería.

Premio más esperado
Y el MVP de La Liga , votado por los televidentes después de cada partido, es para... Isco, por supuesto. “Esto lo gana incluso cuando no juega”, dijo su compañero en el Betis, Héctor Bellerín.

Héroe más inesperado
Sí , ese Joselu . En realidad, ¿sabes qué? No. Porque aquí está el portero del Málaga, Alfonso Herrero, saltando a córner y cabeceando el gol que les llevó al playoff. Y aquí está el entrenador de porteros del pequeño Deportivo Arenteiro, Diego Rivas, que salió de su retiro por un solo día, realizó una actuación de jugador del partido, luego sacó un córner y asistió al gol de la victoria en el minuto 94 en Riazor, donde había Siempre soñé con jugar .

héroe más grande
Y donde lo hace ahora Lucas Pérez, después de haber pagado él mismo la mitad de la tarifa de transferencia y bajar dos divisiones para arrastrar al Deportivo de regreso a donde pertenece . Está Santi Cazorla, que vuelve a casa con el salario mínimo para intentar hacer lo mismo en el Real Oviedo. Y Fernando Esteva, entrenador del Eldense de Segunda División y médico titulado, que salió de su banquillo y se lanzó a la grada para atender una urgencia médica durante el empate 3-3 ante el Racing de Santander.

El gran día más grande.

Imagínese casarse en plena Sevilla y aparecer 100.000 vascos . Cuando los recién casados ??Ismael y María salieron de la iglesia el último día de copa, un mar rojo de seguidores les acompañó cantando: "¡Los novios son aficionados del Athletic!". Que, pese a ser béticos , pronto lo serían, al menos un poquito. Invitados a San Mamés, el feliz matrimonio declaró : “A nuestro futuro hijo vamos a tener que llamar Gorka”

familia mas feliz
Los Del Nido. Esto realmente es como una comedia de situación. Hay dos bloques de poder en el Sevilla y se están peleando, destrozando el club. Uno está dirigido por José María del Nido Carrasco, presidente del club. El otro está encabezado por José María del Nido Benavente, el expresidente. Y sí, son padre e hijo. En la Asamblea General del Club, el primero llamó al segundo antisevillista , por lo que éste lo calificó de “pedazo de mierda” y escupió: “Te pagué el abono durante más de 30 años”.

El mejor padre
"No tiene madre ni padre, y estoy orgulloso de él", dijo Diego Simeone después de que su hijo Giuliano finalmente hiciera su primera apertura de temporada tras una fractura de tobillo y llevara al Alavés a una victoria por 2-0... sobre el Atlético.

Los juegos de palabras más irresistibles
El clásico ha sido muchas cosas a lo largo de los años , pero nunca los Beatles versus los Stones. Hasta ahora. Esta vez, Mick Jagger y Ronnie Wood estaban en el palco de dirección y el Barcelona lucía en sus camisetas la lengüeta de los Stones -edición limitada, tuya por sólo 399€-, mientras frente a ellos estaba el hombre que tenía el Bernabéu cantando Hey Jude. Era, decían, el clásico del rock and roll ; También fue un regalo. Y lo ganó Bellingham . “Stones 1, Beatles 2” decía AS. El Barcelona no puede obtener ninguna satisfacción, decían casi todos los demás. “Los Beatles siempre han sido nuestro grupo favorito”, declaró Madrid . En cuanto a Jude, publicó una caricatura de él y sus compañeros de equipo cruzando Abbey Road .

La mejor entrevista en el campo
Gonzalo Escalante del Cádiz y el niño que no paraba de llorar. “Esto es lo que importa; Esto es fútbol”, dijo Escalante .

fanáticos más estúpidos

La afición del Barcelona arroja botellas y piedras al autobús del equipo. El autobús del equipo Barcelona .

Fanáticos más amables
Los sevillistas, acompañados por la policía, hasta el Villamarín para el derbi, dieron una serenata a los pacientes con cáncer al pasar por el hospital infantil Virgen del Rocío.

Fan más orgulloso
La señora de la primera fila de Mestalla, que respondió al puñetazo de Xavi en el banquillo gritándole: “Oye, no vayas a romper nuestros muebles, tú”.

mejor deporte
Jon Azanza, haz una reverencia. En realidad, no lo hagas. En lugar de eso, quédate ahí sonriendo .

Jugador mejor vestido
No, Jules Koundé no . Iñaki Williams, luciendo la clásica camiseta de su infancia .

mejor viaje
De nuevo Iñaki Williams .

La escena más vergonzosa
Gündogan miraba al árbitro, señalaba su muñeca y tenía una cara confusa que decía lo que todos los demás, en todas partes, estaban pensando: ¿qué quieres decir con que no existe tecnología de línea de gol ? Aún así, al menos no había sucedido durante el partido más importante del planeta, ¿eh?

Comparación más dudosa
El año pasado fue Luis Rubiales quien dijo: "No puedo garantizar que no encontrarán cocaína en el maletero de mi coche". Este año es el presidente de la Liga, Javier Tebas. “Si escribes ´Quiero comprar cocaína´ o ´sexo infantil´ en Google no aparece nada; si escribes ´fútbol libre´, lo hará”, dijo.

Mejor marca

Barcelona, ??donde podrás votar qué eslogan poner en tu pan de hamburguesa .

Lesión más extraña
El portero de Osasuna, Sergio Herrera, saliendo lesionado, gritando y gritando al uniformador, furioso porque había sucedido lo que les había avisado, un despotrique tan salvaje que sus compañeros no pudieron evitar reírse. Y todo porque sus calcetines estaban demasiado apretados.

La humillación más fulminante
"Cualquiera puede hacer un buen partido", dijo Simeone. Así lo hizo João Félix . Bueno, dos .

mejor rabieta
Luis García, entrenador del Alavés.

Mejor árbitro
Durante otro control del VAR ridículamente largo durante el encuentro del Mirandés contra el Cartagena en Segunda División, el árbitro Saúl Ais Reig se molestó tanto con los jugadores que se le metían en la cara que sacó la espuma en spray y trazó una línea delante de él diciéndoles que no podían cruzar. él. De hecho funcionó .

Los mejores juegos mentales
Los jugadores del Mallorca se abrazan, saltan, ríen, animan y celebran antes de la tanda de penaltis ante la Real Sociedad en la semifinal de la Copa del Rey. Ganaron 5-4.

El entrenador más culto
Ernesto Valverde: fotógrafo , músico, crítico de cine . "Me gustan todos los Padrinos", dijo . “El primero fue bueno, el segundo también. ¿El tercero? Vamos a intentar asegurarnos de que eso también lo sea”.

El entrenador más modesto

"Hay dos tipos de directivos: los que no hacen nada y los que hacen mucho daño", afirmó Ancelotti. "Trato de ser el primero".

El mejor entrenador.
Carlos, por supuesto.

El mejor dueño
"Floyd Mayweather era mi barba".

Mejor. Cosa. Alguna vez
No hay nada mejor que un perro en el campo . Excepto quizás un montón de ellos, corriendo a través de aros, rodeando postes y saltando barreras . ¿O qué tal un perro en el campo , en el vestuario, en el palco de directivos, en el campo de entrenamiento y en las celebraciones del título, con una ciudad entera coreando su nombre ?

Jugador más indestructible
Iñaki Williams , el hombre que estuvo seis años sin perderse un partido , ha jugado los dos últimos años -6.602 minutos en 81 partidos del Athletic- con un trozo de cristal en el pie .

El jugador más aterrador
“Si me viera de noche en una calle oscura y vacía, también cruzaría”, dice Vedat Muriqi. Sólo él es encantador, de verdad .

Mejor capitán
Kirian Rodríguez, que recuperó un cáncer y volvió a liderar a su equipo , ante la enojada afición de Las Palmas la semana después de su eliminación en la copa ante su rival Tenerife. “Juntos formamos un grupo brillante”, les dijo. “Y todos sufrimos. Nosotros también nos vamos a casa cabreados. Muchos de los insultos que recibieron estos muchachos no los merecían. Tenemos que permanecer juntos. Caeremos, lloraremos, haremos lo que tengamos que hacer. Y cuando suframos, te necesitaremos más que nunca”. Y luego está Óscar Trejo, que demostró que era el mejor hombre para llevar el brazalete del Rayo Vallecano al devolvérselo en señal de protesta por el trato que el club da a su plantilla.

El mejor juego
Todo el de Girona, prácticamente. Este es el equipo que nos dio un 2-2, dos 3-2, dos 4-2, un 5-2, un 4-3, un 5-3 y un 7-0. El mejor de ellos fue en casa ante el Atlético de Madrid, todo el local pensó lo mismo cuando el tablero subió con cuatro minutos añadidos al final: ¡ay, vamos, eso es todo ?! Hubo 33 tiros, 20 a puerta y seis goles, todo maravillosamente salvaje, pasando del 1-0 al 1-1, del 3-1 al 3-3, antes de que Iván Martín se volviera Ronaldinho y marcara el gol de la victoria. para poner el 4-3 en el tiempo añadido. "Para resumir: es fútbol, ??y por eso es el juego más bonito del mundo", dijo De Paul .

Menciones notables

Luis Suárez anotó un hat-trick de 5m 17s y luego fue trasladado en una ambulancia con un tobillo roto en el Granada-Almería que se convertía en un gol inesperado. Tres a cero abajo, los locales se defendieron, empataron en el minuto 86 y aún no había terminado, era hora de que ambos equipos golpearan el poste. El Sevilla-Madrid fue divertido, sobre todo para Sergio Ramos contra Toni Rudiger, “dos gallos en la plaza”, como dijo un periódico. Frente a su antiguo club casi tuvo también lo más Ramosy de su historia, su primer partido contra el Madrid, 18 años, 671 partidos, 101 goles y 22 trofeos después, que acabó con un cabezazo a tres metros, pero esta vez se fue por encima. . El derbi madrileño de la Supercopa lo tuvo todo menos defender y se encaminó a la prórroga porque, bueno, eso es lo que hacen estos dos y, además, estaban disfrutando demasiado como para parar todavía. Finalmente se ganó en el minuto 121, cuando el portero Jan Oblak, en una última tirada de dados perdiendo 4-3, se encontró persiguiendo desesperadamente a Brahim Díaz hacia su propia portería, viendo cómo el delantero del Madrid doblaba el balón hacia la portería vacía. . Y el Barça-Villarreal fue absurdo , remontada tras remontada que concluyó con el 3-3 del Villarreal en el 84, un penalti del Barcelona en el 89, nuevamente anulado en el 91, un cómico ganador que no fue en el 99. -Aún para el Villarreal, una oportunidad gloriosa para Ronald Araujo de poner el 4-4 en el 101 y un Villarreal quinto 15 segundos después. Ah, y con la dimisión de Xavi .

Mejor gol
Lo llaman “el Comandante” y José Luis Morales del Villarreal tiene una colección de cintas de goles tan buena como la de cualquiera. Los últimos fueron dos ante Osasuna calificados de auténticos golazos por su técnico . En el primero, amortiguó un despeje largo y circular de volea, el primero pasó por encima de la cabeza de Alejandro Catena, se giró y corrió desde su propio campo hacia el área, a 60 metros de distancia, donde batió suavemente a Sergio Herrera y a la red. Para el segundo fue enviado uno a uno. Frente al portero, golpeó el balón y falló por completo, que es exactamente lo que pretendía; Herrera no compró tanto el muñeco como todo el escaparate. Dejado en un montón, Morales pasó a su lado y remató en la esquina más alejada, dejando a dos hombres más en el suelo.

La volea de Mikel Oyarzabal ante el Rayo fue tan suave , Yellu remató una hermosa jugada del Getafe contra el Girona , el gol de Griezmann para eliminar al Madrid de la copa fue glorioso y es difícil imaginar tres remates mejores que el hat-trick que consiguió en Getafe . La parte exterior de la bota de Luka Romero hizo esto , Darwin Machís disparó un tiro que se escuchó y Bellingham optó por un camino ceñido para marcar su primer clásico . A la hora de cerrar la carrera por el título ante el Girona, Vinicíus se soltó . De Paul, por el contrario , tomó el balón con el pecho por la esquina superior izquierda del área contra el Celta y lo guió casi suavemente hacia la esquina superior derecha de la red. Si lo que buscas son goles furtivos, mira este de Pablo Insua del Sporting Gijón en el minuto 97. Y quedándose en Segunda División, ahí está Sergio Ortuno haciendo una barbaridad desde la línea media .

Álex Berenguer, del Athletic, marcó en un córner y, de hecho, también iba a por ello . Lo cual, en verdad, es casi seguro que no fue el caso cuando Jesús Areso anotó el gol más loco que puedas ver. Al parecer las posibilidades de marcar a partir de ahí eran del 0,8%, dijo el técnico de Osasuna, Jagoba Arrasate, y le pareció gracioso: no había manera de que ni en un millón de años fuera tan alta. Abajo junto al banderín de esquina, con el oponente encima de él, Areso de alguna manera logró un tiro sorprendente . Si fue un disparo, y no sólo un intento de estrellarlo contra las piernas del defensor para sacar un córner.

Pero lo mejor fue el de Portu contra el Barcelona con un contacto tan limpio, tan puro, que en todo el campo los aficionados no celebraban tanto como se llevaban las manos a la cabeza o a la boca, sin apenas poder creer lo que acababan de ver, mientras Su compañero de equipo Savinho simplemente se quedó allí señalándolo, sacudiendo la cabeza, riendo, todo el lugar haciendo una especie de infierno colectivo . Su volea desde el borde del área fue tan perfecta, la curva tan impecable que podría haber trazado la órbita de la Tierra. Era, dijo el técnico del Girona, “el objetivo de la liga” y es difícil de discutir .

La mejor celebración del gol.
Iñaki arrodillado y limpiando la bota de su hermano pequeño podría haber sido una escena de su infancia de no ser por las 48.781 personas que estaban allí con ellos .

La mejor celebración, celebración.
No hay fiesta como la del Athletic Club. Hasta la amonestación policial por arrastrar una discoteca móvil hasta el casco antiguo .

Peor celebración
Isabel Ayuso, vistiendo la camiseta del Leganés para celebrar su ascenso a primera . Lo cual, afirma , “ha hecho felices a todos en Getafe”. El Getafe, para los que no lo saben, es el rival local del Leganés y lo odian muchísimo . Aún así, ¿cómo debería saberlo? No es que sea la presidenta del gobierno regional ni nada parecido.

Mejor asistencia

Viní haciendo un Modric contra el Girona para soltar a Bellingham estuvo precioso . Pero la mejor asistencia seguramente fue la de Bordalás, acusando al árbitro Jorge Figueroa Vázquez de cerrarle la puerta en la cara y murmurar que “ya estaba harto del Getafe”. Habla de darles a absolutamente todos una portería abierta.

Mejor tiro
El de Vallecas que atropelló a un caballo. Quien estaba parado fuera del suelo

toque más sucio
¿Dos nuez moscada? No te preocupes si lo haces, Álex Baena . Esto también fue divertido por parte de Haris Medunjanin .

Gerente del año
Hubo muchos de los que no se habló esta temporada cuando debería haber sido así y el entrenador del Alavés, Luis García, es definitivamente uno de ellos, llevándolos a la mitad de la tabla a pesar de tener el presupuesto más pequeño. “Me gustaría ver un Valencia diferente, pero en la vida tienes dos opciones: rendirte o luchar”, dijo Rubén Baraja, por lo que luchó. Y lo que ha hecho Valverde probablemente signifique más que cualquier cosa que cualquiera de ellos haya hecho. Sólo en Liga, el ganador tiene que ser Míchel, rey del Girona . Pero, ¿cómo pasar por alto a Ancelotti, el entrenador accidental que resultó ser el mejor que jamás haya tenido el Madrid?

Jugador del año
Al final se parecía mucho a Vinícius. En general, Toni Kroos estuvo magnífico. Pero tiene que ser el joven de 20 años que estuvo muy por encima de todos hasta Navidad y cuyo primer año tal vez no haya sido igualado en el Real Madrid desde Di Stéfano, el impacto es inmenso. Cuando se le preguntó antes de la final de la Liga de Campeones si alguna vez se imaginó esto cuando era niño, Jude Bellingham respondió: "Sí, tengo que ser honesto: lo hice". Simplemente no, admitió, tan rápido. España rara vez hace canciones, por muy bien que encajen. Por muy rápido que corra, Idrissa Baba no escucha a Barbara Anne, Rubi nunca obtuvo el Kaiser Chiefed y Jonathan Bamba ni siquiera tiene una poca de gracia . En cuanto a Bono, todavía no ha encontrado lo que busca. Pero Hey Jude se convirtió en la banda sonora de esta temporada.

Equipo de la temporada
Portero: Unai Simón (Athletic); D: Dani Carvajal (Madrid), Antonio Rudiger (Madrid), Miguel Gutiérrez (Girona); M: Toni Kroos (Madrid), Kirian Rodríguez (Las Palmas), Isco (Betis), Jude Bellingham (Madrid); F: Williams (ambos, Athletic), Vinícius (Madrid), Savinho (Girona).

Suplentes: Griezmann (Atlético), Pepelu, Mamardashvili (Valencia), Sorloth, Baena, (Villarreal), Budimir (Osasuna), Couto, Aleix García, Dovbyk, Martín (Girona), Valverde (Madrid), Gündogan, Lamine Yamal (Barcelona) ), Aspas (Celta), Remiro (Real Sociedad), Lejuene (Rayo).


Alicia: ¿Cuánto tiempo es para siempre?
Conejo blanco: A veces, sólo un segundo.

Our Lady of Blessed Acceleration, dont fail me now.

I´m just a soul whose intentions are good
Oh Lord, please dont let me be misunderstood.


Respuesta #4
el 11 de junio a las 17:19
Eskerrik asko Javert!
Muy buen resumen el de Sid Lowe. Me gusta.

Athletic beti zurekin.


¿Qué son esos iconos?

Temas nuevos desde tu última visita.

Temas con mensajes nuevos desde tu última visita.

Reiniciar fecha de acceso