Sin cuartel. Sic semper tyrannis

Mensajes: 7.518
Registro: 17/06/2016

Publicado el 12 de abril a las 18:37
Editado 1 veces - Última vez el 12 de abril a las 18:38
Leído: 2.610
El 25 de Octubre de 1415 algo más de 6000 ingleses acampaban en Agincourt, eran los supervivientes que escapaban del largo asedio a Harfleur donde Enrique V había perdido por la disentería un tercio de sus fuerzas, quizás más y a muchos de sus más notables nobles. Los hombres desolados intentan llegar al paso de Calais antes de que les intercepte el ejército francés, que les triplica en número les haga trizas. Habían cruzado el Somme de chiripa, escapando al grueso del ejercito franco merced a los exploradores que encontraron un vado practicable en una zona pantanosa llegando el mismo rey Enrique V a dirigir el tránsito. Según las crónicas entonces encontraron las huellas de quizás 16000 o 30000 franceses, estaban cerca, apenas a 4 km nada más. Los franceses que marchaban por delante de ellos se colocaron a apenas 800 m la noche del 24 de Octubre.

Los ingleses estaban desmoralizados, Enrique V desfigurado su rostro por un costuron recuerdo de una guerra de juventud cuando con apenas 16 años una flecha le destrozo media cara, se mezcla según cuenta Shakespeare con la tropa a quien les recuerda primera que han hecho cuanto han podido, su destino esta en manos de Dios.
Mas tarde, les recuerda que no les queda nada mas que el honor, de pelear, que son todos ellos pecadores y una panda de cabrones pero pelean porque no saben hacer otra cosa.
Le preguntan en ese momento los hombres que se acercan a el curiosos, escuchando lo que dice si acaso no hubiera sido mejor quizás contar con Llorente: No les responde, es tanto el honor a repartir al dia siguien que ni por un minuto considera que lo puedan merecer quienes están al otro lado del canal.
Algunos, murmullan, quizás sean el momento de irse, quizás no han tomado las decisiones correctas. Marchaos les dice, no quiero a mi lado a nadie que no quiera estar aquí, coged el oro y largaros al otro lado de la A8.
Y entonces, entonces dice:

El anciano olvida; todo se olvidará,
pero él recordará con satisfacción
las hazañas que llevó a cabo aquel día, y tendrá nuestros nombres
por tan familiares como los de su propia familia.
El rey Harry, Berenguer y Vencedor,
Williams y Yeray, Salisbury y Gloucester
serán recordados con alegría en brindis rebosantes.
Esta historia le contará el buen hombre a su hijo,
y Acacio Acaciano nunca se olvidará,
desde este día hasta el fin del mundo,
y en esta fiesta seremos recordados.

Nosotros pocos, nosotros pocos y felices, banda de hermanos;
porque hermano mío es el que vierta hoy conmigo su sangre; por muy humilde que sea,
esta jornada enaltecerá su alcurnia,
y los caballeros ahora acostados en Vizcaya
se considerarán malditos por no haber estado con nosotros,
y tendrán en poco su rango cuando oigan hablar a alguno
de los que combatieron con los nuestros en el día de San Acacio.

Dicho esto se dispusieron para la batalla. No había mucho que hacer, clavar estacas en el suelo que frenaran las cargas de caballería y disponer a los cinco mil arqueros detrás y resistir hasta el final. Los franceses en tres divisiones se aprestaron a apenas 1000 m antes de cargar con la caballería en los extremos. A las ocho de la mañana comenzó la primera carga, las flechas volaban y destrozaban línea tras línea, los caballos quedaban empalados y sus jinetes se catapultaban sobre las estacas para caer en medio de los arqueros que los despachaban rápidamente.
Rechazada la primera carga, el grueso del ejército francés, el centro se lanzó hacia las 8:30 de la mañana al asalto de la línea frontal inglesa, siendo recibidos por una descarga de arquería que apenas si podían esquivar en el terreno pantanoso y embarrado en que se encontraban. Los pocos que llegaron a la línea tuvieron que enfrentarse cuerpo a cuerpo con los arqueros que despojados de sus arcos cogieron hachas, lanzas, mazas cualquier cosa para enfrentarse a los caballeros franceses que apenas podían maniobrar en sus costosas monturas y pesadas armaduras.
Al fin, Enrique V tras vencer en lid al Duque de Alenzón acepto, sorprendido, la rendición de este que le entrego su espada. Los franceses luchaban la melee con un concepto de honor incomprensible para los ingleses, creían que la rendición era honorable y muchos deponían sus armas como si este fuera un juego floral. Depuesta su espada un arquero agarro al de Alenzón por el pelo y lo degolló.
Destruida la primera división, la segunda lo seguiría para ser también destruida. La tercera, prudentemente y mientras aun podía maniobrar se retiró mientras veía como en un mar de barro y sangre eran masacrados sus compañeros.

Con el Barcelona derrotado, los hombres descansaron. La batalla pudo haber concluido así, un 2-0 rotundo, pero el señor de Agincourt por la tarde ataco la retaguardia de Enrique V y se apodero de la corona y la espada real y al mismo tiempo, la tercera división reuniendo a los huidos de las otras dos se lanzaron al contrataque, una mera cuestión de honor pues no llegaban ni al millar y aquello solo servía para enfurecer a unos leones embebecidos por la sangre que pasada la sorpresa inicial y rechazado el ataque tomo una decisión atroz: Matadlos a todos y así fue. Y un millar de prisioneros franceses fueron asesinados allí mismo.

Yo SI le meti un gol a Iribar.

"Lets go" Pike -The Wild Bunch.

Respuestas al tema

Mostrando (1 - 24) de 24 respuestas

Respuesta #1
el 12 de abril a las 18:57
HORI DOK ETA,
JO TA KE,
BETI IRABAZI ARTE

Y nos sentiremos orgullosos
Respuesta #2
el 12 de abril a las 19:17
El silencio para mí no es estar callado
Ni la soledad un lujo que yo he robado
Y aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
De mi boca a otras bocas
Nacen mil palabras
Sinceras pero atadas
Y en cada nudo una pena
Y aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida

Ayudadme a cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme a cambiar mi mundo por amor
Ayudadme
A cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme
A cambiar mi mundo por amor
Yo soy como un pastor
Alejado de sus montes que ha perdido su bastón sus cachorros y hasta su nombre
Y aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
Aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
Y de espaldas a la luz
Yo busco mi sombra
Y quisiera creer
Que mi sombra es tu persona
Y aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
Aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
Ayudadme
A cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme
A cambiar mi mundo por amor
Ayudadme
A cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme
A cambiar mi mundo
Y aunque nado entre la nada
Ayudadme
A cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme



Asiduos a las Finales.

Respuesta #3
el 12 de abril a las 19:29
Editada el 12 de abril a las 19:33
Cita de VictorII:
El 25 de Octubre de 1415 algo más de 6000 ingleses acampaban en Agincourt, eran los supervivientes que escapaban del largo asedio a Harfleur donde Enrique V había perdido por la disentería un tercio de sus fuerzas, quizás más y a muchos de sus más notables nobles. Los hombres desolados intentan llegar al paso de Calais antes de que les intercepte el ejército francés, que les triplica en número les haga trizas. Habían cruzado el Somme de chiripa, escapando al grueso del ejercito franco merced a los exploradores que encontraron un vado practicable en una zona pantanosa llegando el mismo rey Enrique V a dirigir el tránsito. Según las crónicas entonces encontraron las huellas de quizás 16000 o 30000 franceses, estaban cerca, apenas a 4 km nada más. Los franceses que marchaban por delante de ellos se colocaron a apenas 800 m la noche del 24 de Octubre.

Los ingleses estaban desmoralizados, Enrique V desfigurado su rostro por un costuron recuerdo de una guerra de juventud cuando con apenas 16 años una flecha le destrozo media cara, se mezcla según cuenta Shakespeare con la tropa a quien les recuerda primera que han hecho cuanto han podido, su destino esta en manos de Dios.
Mas tarde, les recuerda que no les queda nada mas que el honor, de pelear, que son todos ellos pecadores y una panda de cabrones pero pelean porque no saben hacer otra cosa.
Le preguntan en ese momento los hombres que se acercan a el curiosos, escuchando lo que dice si acaso no hubiera sido mejor quizás contar con Llorente: No les responde, es tanto el honor a repartir al dia siguien que ni por un minuto considera que lo puedan merecer quienes están al otro lado del canal.
Algunos, murmullan, quizás sean el momento de irse, quizás no han tomado las decisiones correctas. Marchaos les dice, no quiero a mi lado a nadie que no quiera estar aquí, coged el oro y largaros al otro lado de la A8.
Y entonces, entonces dice:

El anciano olvida; todo se olvidará,
pero él recordará con satisfacción
las hazañas que llevó a cabo aquel día, y tendrá nuestros nombres
por tan familiares como los de su propia familia.
El rey Harry, Berenguer y Vencedor,
Williams y Yeray, Salisbury y Gloucester
serán recordados con alegría en brindis rebosantes.
Esta historia le contará el buen hombre a su hijo,
y Acacio Acaciano nunca se olvidará,
desde este día hasta el fin del mundo,
y en esta fiesta seremos recordados.

Nosotros pocos, nosotros pocos y felices, banda de hermanos;
porque hermano mío es el que vierta hoy conmigo su sangre; por muy humilde que sea,
esta jornada enaltecerá su alcurnia,
y los caballeros ahora acostados en Vizcaya
se considerarán malditos por no haber estado con nosotros,
y tendrán en poco su rango cuando oigan hablar a alguno
de los que combatieron con los nuestros en el día de San Acacio.

Dicho esto se dispusieron para la batalla. No había mucho que hacer, clavar estacas en el suelo que frenaran las cargas de caballería y disponer a los cinco mil arqueros detrás y resistir hasta el final. Los franceses en tres divisiones se aprestaron a apenas 1000 m antes de cargar con la caballería en los extremos. A las ocho de la mañana comenzó la primera carga, las flechas volaban y destrozaban línea tras línea, los caballos quedaban empalados y sus jinetes se catapultaban sobre las estacas para caer en medio de los arqueros que los despachaban rápidamente.
Rechazada la primera carga, el grueso del ejército francés, el centro se lanzó hacia las 8:30 de la mañana al asalto de la línea frontal inglesa, siendo recibidos por una descarga de arquería que apenas si podían esquivar en el terreno pantanoso y embarrado en que se encontraban. Los pocos que llegaron a la línea tuvieron que enfrentarse cuerpo a cuerpo con los arqueros que despojados de sus arcos cogieron hachas, lanzas, mazas cualquier cosa para enfrentarse a los caballeros franceses que apenas podían maniobrar en sus costosas monturas y pesadas armaduras.
Al fin, Enrique V tras vencer en lid al Duque de Alenzón acepto, sorprendido, la rendición de este que le entrego su espada. Los franceses luchaban la melee con un concepto de honor incomprensible para los ingleses, creían que la rendición era honorable y muchos deponían sus armas como si este fuera un juego floral. Depuesta su espada un arquero agarro al de Alenzón por el pelo y lo degolló.
Destruida la primera división, la segunda lo seguiría para ser también destruida. La tercera, prudentemente y mientras aun podía maniobrar se retiró mientras veía como en un mar de barro y sangre eran masacrados sus compañeros.

Con el Barcelona derrotado, los hombres descansaron. La batalla pudo haber concluido así, un 2-0 rotundo, pero el señor de Agincourt por la tarde ataco la retaguardia de Enrique V y se apodero de la corona y la espada real y al mismo tiempo, la tercera división reuniendo a los huidos de las otras dos se lanzaron al contrataque, una mera cuestión de honor pues no llegaban ni al millar y aquello solo servía para enfurecer a unos leones embebecidos por la sangre que pasada la sorpresa inicial y rechazado el ataque tomo una decisión atroz: Matadlos a todos y así fue. Y un millar de prisioneros franceses fueron asesinados allí mismo.

++++++++++±++±++++++++++++

No entiendo nada.



¡¡¡ Aúpa Athletic!!!
Respuesta #4
el 12 de abril a las 19:45

   Eso es....como todo lo demás....

   
"Ni el pasado ha muerto, ni está el mañana en el ayer escrito". Antonio Machado.

"Gentlemen, it has been a privilege playing with you tonight".
    Wallace Hartley, Bandleader Of The Titanic Band

Respuesta #5
el 12 de abril a las 19:45
Sperate miseri; timete, felices

“Tengan esperanza los miserables, anden con cuidado los felices”
Respuesta #6
el 12 de abril a las 19:50
Cuando acabe el futbol podiais hacer un concurso literario libre.
Respuesta #7
el 12 de abril a las 19:59

   Audentes fortuna iuvat

   
"Ni el pasado ha muerto, ni está el mañana en el ayer escrito". Antonio Machado.

"Gentlemen, it has been a privilege playing with you tonight".
    Wallace Hartley, Bandleader Of The Titanic Band

Respuesta #8
el 12 de abril a las 20:05
Del Athletic, Shakespeare... y Peckinpah.

¡Qué buen gusto!

Nos reímos del honor y luego nos sorprendemos de encontrar traidores entre nosotros.

Es mejor equivocarse siguiendo tu propio camino que tener razón siguiendo el camino de otro.

Respuesta #9
el 12 de abril a las 20:21
Cuando el grajo vuela bajo, gol de Villalibre.





Ni Messi ni Maradona, Ane Azkona.

El león nunca se preocupa por las opiniones de la cebra.

Respuesta #10
el 12 de abril a las 20:49
La frase que dicen en Robin Hood es espectacular para este momento.

"Alzaros una y otra vez
Hasta que Los corderos se vuelvan Leones"

En euskera JO TA KE, Irabazi Arte.

Respuesta #11
el 12 de abril a las 21:25
Aurrera bolie!!! Kaguen Diox!! A por el subvertido Barca!

Yo SI le meti un gol a Iribar.

"Lets go" Pike -The Wild Bunch.

Respuesta #12
el 12 de abril a las 21:33
Po sumama i gorama
nase zemlje ponosne
idu cete partizana,
Slavu borbe pronose!

Neka cuje dusman kleti
Krvavi se vodi rat,
Prije cemo mi umrijeti
Nego svoje zemlje dat´!

Kaznicemo izdajice,
Oslobodit narod svoj,
Kazacemo cijelom sv´jetu
Da se bije ljuti boj!

Esteka

AUPA ATHLETIC, ORAIN ETA BETI!!
Respuesta #13
el 12 de abril a las 21:46
Cita de Txilton:
El silencio para mí no es estar callado
Ni la soledad un lujo que yo he robado
Y aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
De mi boca a otras bocas
Nacen mil palabras
Sinceras pero atadas
Y en cada nudo una pena
Y aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida

Ayudadme a cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme a cambiar mi mundo por amor
Ayudadme
A cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme
A cambiar mi mundo por amor
Yo soy como un pastor
Alejado de sus montes que ha perdido su bastón sus cachorros y hasta su nombre
Y aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
Aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
Y de espaldas a la luz
Yo busco mi sombra
Y quisiera creer
Que mi sombra es tu persona
Y aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
Aunque nado entre la nada
Aún lucho por la vida
Ayudadme
A cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme
A cambiar mi mundo por amor
Ayudadme
A cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme
A cambiar mi mundo
Y aunque nado entre la nada
Ayudadme
A cambiar por rosas mis espinas
Ayudadme


Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus...

Zaindu zurea. Zaindu gurea.

Cada insulto a los nuestros nos empequeñece un poquito más

Respuesta #14
el 12 de abril a las 21:52
Me ha encantado el relato y la poesía que bien podría llevar la firma de un gran señor de Orihuela, D. Miguel para más señas.
No soy Euskaldun, así que lo diré en mi idioma: "tos palante y a comernos al Barça con patatas".
Aupa Athletic
Respuesta #15
el 12 de abril a las 22:02
Estaís como un grillo. Qué cojones tendrá todo ésto que ver con el fútbol!!!
Pero me encanta!!!!!

AUPA ATHLETIC!!!
Respuesta #16
el 12 de abril a las 22:07
Y qué es el Athletic sin un poco de épica. El sábado la vamos a necesitar
Respuesta #17
el 12 de abril a las 22:12
Editada el 12 de abril a las 22:13
Y me preguntas qué es el Athletic????

El Athletic eres TU.

Goazen denok.......

AUPA ATHLETIC !!!!!!
Respuesta #18
el 12 de abril a las 22:42
Cita de AthleticenAl:
Y qué es el Athletic sin un poco de épica. El sábado la vamos a necesitar

La QH ¡Qué recuerdos!



Asiduos a las Finales.

Respuesta #19
el 13 de abril a las 08:22
Cita de Txilton:
Cita de AthleticenAl:
Y qué es el Athletic sin un poco de épica. El sábado la vamos a necesitar

La QH ¡Qué recuerdos!

Que es la QH?.

Yo SI le meti un gol a Iribar.

"Lets go" Pike -The Wild Bunch.

Respuesta #20
el 13 de abril a las 08:27
Cita de VictorII:
Cita:

La QH ¡Qué recuerdos!

Que es la QH?.


La Quiniela Épica.

Quiero más a Raúl García que a mucha gente de mi familia.

En el fútbol se dan PASES DE GOL y no asistencias.
En el fútbol se EMPATA, no se hacen tablas.

Respuesta #21
el 13 de abril a las 08:34
Cita de mrpentland:
Cita:

Que es la QH?.


La Quiniela Épica.


Victorias "hípicas" las de Claudio Carudel...autënticas hazañas (de nombre Manuel)
Respuesta #22
el 13 de abril a las 08:36
Aunque nada como la Q1 y la Q2, y los resultados dichos por Loreto Valverde.

Quiero más a Raúl García que a mucha gente de mi familia.

En el fútbol se dan PASES DE GOL y no asistencias.
En el fútbol se EMPATA, no se hacen tablas.

Respuesta #23
el 13 de abril a las 11:50
El 11 de mayo de 2013 el Wigan ganó en Wembley la final de la FA Cup al Manchester City de Touré, Silva, Tévez, Agüero y compañía. Ayer me encontré por Bilbao con el gran Iñaki Bergara, que era entrenador de porteros del Wigan. Yo era muy pesimista con respecto a la final de este sábado...pero después de hablar con Bergara y cuando me contó la ilusión con la que afrontaron aquel desigual partido...empiezo a ver la luz y a creer en el milagro.

Aupa Erandio

Respuesta #24
el 13 de abril a las 14:48
Grande Shakespeare Se suma a la épica la agonía de Roldán en Orreaga que, en su último estertor y clavaba su espada Durandal en el suelo ensangrentado de Orreaga, hace sonar su cuerno Olifante para advertirle a Carlomagno que estos vascos son muy jodidos

-¿Todo es un chiste para ti?
–Sólo las cosas importantes.
(V de Vendetta)


¿Qué son esos iconos?

Temas nuevos desde tu última visita.

Temas con mensajes nuevos desde tu última visita.

Reiniciar fecha de acceso