San Mamés

“Un gran estadio, a la altura de un club único”

Datos básicos

Capacidad:
53.229 espectadores
Superficie:
Cérped
Dimensiones:
105 x 68 m
Arquitecto:
César Azkarate
Costo:
218.000.000 €
Inauguración:
16 de septiembre de 2013
Remodelaciones:
2016 (extensión de la cubierta)
Vista aérea de San Mamés

Esquema de las gradas y puertas de acceso

Plano de gradas y accesos de San Mamés

El estadio

San Mamés es una referencia del más alto nivel en el mundo del fútbol. Es uno de los campos considerados míticos a nivel internacional, y conocido el sobrenombre con el que se le denomina: "La Catedral".Su inauguración se produjo en el año 1913 en el mismo lugar donde ahora se ubica el actual estadio.

Cien años después el antiguo estadio ha dejado paso a un nuevo San Mamés con capacidad para 53.000 espectadores (la finalización de la construcción de todo el aforo está prevista a finales de la temporada 2014-15) y diseñado según los estándares más exigentes, los derivados de la Categoría Elite según la UEFA.

En primer lugar resulta importante señalar que la ubicación del estadio como final de la trama urbana del Ensanche y asomándose de manera privilegiada sobre la Ría, Olabeaga y Zorrozaurre, convierte al edificio en una pieza arquitectónica que debe manifestarse con fuerza y rotundidad, pero a la vez con respeto hacia el resto de las edificaciones que completan esa zona de la ciudad. De esta reflexión surge uno de los primeros aspectos tenidos en cuenta en su diseño, como es la concepción del volumen construido como edificio urbano, en relación con los demás y no como una mera instalación deportiva. El lenguaje moderno, la imagen avanzada y de fuerte presencia y la singularidad, son por tanto, aspectos fundamentales en su concepción.

En segundo lugar, se ha pretendido dotar de valor a aquellos lugares de los estadios que tradicionalmente no lo tienen, estos son los lugares entre el perímetro del estadio y la parte trasera del graderío que constituyen los espacios de circulación por donde se accede y regresa del graderío. Para conseguir dar un valor añadido a estos espacios, la estrategia de proyecto consiste no solo en aportar cualidades espaciales a los mismos, sino también que esos lugares tengan una relación muy intensa con la ciudad y el entorno.

Para ello, aparece como uno de los elementos fundamentales y que singularizarán sin duda el nuevo San Mamés, el tratamiento de la fachada, que se propone semitransparente y permeable atendiendo a criterios de seguridad en la evacuación del aforo. La piel permeable, cuyo objetivo es fundamentalmente definir claramente los límites de la envolvente y presentar una imagen visualmente reconocible de la pieza arquitectónica, se proyecta con elementos verticales a modo de lamas en una dimensión tal que permiten la transparencia adecuada a la vez que garantizan la consideración de espacio exterior para la evacuación del aforo.

En cuanto al diseño del espacio interior del nuevo estadio, se concibe en continuidad con las claves que hicieron singular al antiguo San Mamés.

En primera instancia el nuevo estadio mantiene las dimensiones del campo original de 105 x 68 metros y mantiene en el mínimo exigido por las normativas internacionales las distancias entre el terreno de juego y la primera fila de grada.

El nivel terreno de juego del nuevo campo se ha enterrado unos 7,8 metros por debajo de la rasante de la zona con objeto de reducir la altura total de la edificación y permitir el acceso directo sin barreras al graderío bajo. Además, en todo el perímetro del estadio se ha conseguido una superficie peatonal que facilita los accesos y salidas de los espectadores y que se convierte en un amplio espacio urbano los días en que no hay competición.

El graderío se ha diseñado de la manera más óptima permitiendo el máximo acercamiento de la afición al terreno de juego.

El diseño de los dos graderíos principales, así como el de la cubierta, tienen como principal objetivo maximizar el "Efecto Presión" y la vinculación entre grada y campo tan característicos del San Mamés. Para ello, los graderíos se proyectan con la máxima pendiente dentro de los parámetros de confort y los principales elementos de la cubierta son radiales desde el centro del terreno de juego. Entre dichos graderíos principales se intercala uno de menor desarrollo que permite el alojamiento de palcos y tribuna de honor.

El complejo contiene además, otros usos como Museo, zona comercial, restaurante, cafetería, salas de Eventos, salas de reuniones y salas de conferencias.

Premios y reconocimientos

  • Elegido mejor edificio deportivo del mundo en el World Architecture Festival 2015.
  • Primer campo europeo en conseguir la certificación de edificación sostenible LEED.

Localización

Estadio San Mamés
Rafael Moreno Pitxitxi Kalea, s/n
48013 Bilbo (Bizkaia)

Fuente: Athletic Club | Idom